Categorías: Artículos Tags:

El primer paso para mejorar tus hábitos alimenticios, en especial si estás buscando como perder peso de forma rápida, es abandonar todo tipo de salsas y condimentos artificiales añadidos a tus platos, sustituyéndolos por especias. Las salsas que compramos en cualquier establecimiento pueden contener más de un 20% de azúcares (superando con creces la cantidad […]

El primer paso para mejorar tus hábitos alimenticios, en especial si estás buscando como perder peso de forma rápida, es abandonar todo tipo de salsas y condimentos artificiales añadidos a tus platos, sustituyéndolos por especias.

Las salsas que compramos en cualquier establecimiento pueden contener más de un 20% de azúcares (superando con creces la cantidad diaria recomendada para este macronutriente) además de añadir sal y otros componentes químicos que perjudican la salud a largo plazo. Las salsas Light tampoco se salvan de estos añadidos ¿Lo sabes todo sobre los alimentos light? Pueden ser incluso más nocivos.  Esto no acaba aquí, ya que una infinidad de preparados para dar sabor como pastillas de cocción o mezcla de “especias” también contienen azúcar y aditivos que van a boicotear nuestra dieta. Queremos que disfrutes cuidándote y saboreando la mejor calidad en productos frescos sin necesidad de poner en juego tu salud, por eso te dejamos esta pequela guía de especias que, además de aportar sabor, también suponen un aporte en la búsqueda de la salud.

Pimienta: la especia para los amantes del picante

Poco importa si blanca, negra o roja, los beneficios de la pimienta son innumerables empezando por que ayudan a absorber mejor minerales como el potasio, el calcio o el zinc. También contienen vitamina K, hierro y fibra, mejorando la habilidad del estómago y la salud intestinal.  La pimienta eleva el calor corporal, promoviendo la sudoración y ayudando a liberar toxinas, además de ser un potente antioxidante y anti inflamatorio.

Cúrcuma: para muchos la reina de las especias

Muy famosa y apreciada en los últimos años por su gran poder anti inflamatorio, ayuda a prevenir el cáncer y el colesterol y también mejora los procesos degenerativos de la memoria. La cúrcuma tiene verdadero poder cicatrizante y antibacteriano, con lo cual es muy recomendable tras procesos médicos.

Jengibre: una especia todoterreno.

Aunque su sabor fuerte no es apto para cualquiera, el jengibre es una de las especies más preciadas para el organismo.  Ayuda a combatir la gripe y el resfriado por su capacidad expectorante, acaba con los dolores reumáticos y menstruales y también disminuye las migrañas. Mejora el flujo sanguíneo evitando posibles enfermedades cardiovasculares, favoreciendo el lívido y actuando como antidepresivo y anti estrés.

Canela: perfecta para tus dulces fit

Consumida en platos dulces pero también recomendada en platos salados; la canela estimula con creces el flujo sanguíneo y regula los niveles de azúcar en sangre, convirtiéndose en una muy buena alternativa para perder peso.  Mejora trastornos digestivos por su capacidad antiespasmódica y disminuye el apetito; ofrece beneficios sobre las vías respiratorias, disminuye la fatiga y mejora el estado de ánimo.

Granos de mostaza: prueba esta especia con tus ensaladas.

Busca la opción más natural posible; en grano entero y sin ser molido la mostaza ofrece propiedades muy buenas en cuanto a minerales como el sodio, el potasio y el hierro; también es rica en vitamina A, encargada de estimular el tránsito de nutrientes. Contiene proteínas y piridoxina, perfectos para el correcto estado de músculos y piel. Aumenta la presión arterial, alivia el cansancio y el dolor muscular, mejora la congestión nasal y mejora la secreción de jugos gástricos.

Sal del Himalaya

En contra de lo conocido, la sal rosa del Himalaya si es un buen condimento para tus platos, siempre con cabeza;  Contiene 84 minerales y oligoelementos que favorecen el equilibrio del pH del cuerpo fomentando la inmunidad y la digestión. Mejora los flujos acabando con la acidez y regulando el metabolismo.; Tiene poder sobre el sueño y alivia los problemas respiratorios. Esta sal no está procesada con elementos tóxicos como la conocida sal de mesa, mantiene todas las propiedades además de no ser perjudicial para el organismo.

Conseguir cambios está en tu mano, si quieres empezar a cuidarte y no sabes cómo, léete nuestro artículo Top 5 consejos para empezar una dieta, cuéntanos tus cambios en RRSS o comentando en el blog, estamos deseando escucharte.


Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *