Categorías: Recetas Tags:

Macarroni Meat Balls es la receta presentada por @decordobafijo al Concurso de Cocina que organizamos.

Ingredientes necesarios para elaborar el plato

– Pasta
– Sofrito casero, hecho con tomate natural triturado, zanahoria, cebollita, pimiento verde y un poquitín de aceite de oliva virgen extra.
– Especias: ajo y cebolla en polvo, orégano, albahaca molida, perejil para adornar, pimienta negra molida.
– Chorrito de vino blanco.

Elaboración de las Macarroni Meat Balls

La mayor parte de la receta está hecha en la Monsieur cuisine, un robot de cocina estilo Thermomix, pero se puede hacer igualmente al estilo tradicional.

1- En una olla o en un cazo cuece la pasta siguiendo las indicaciones del paquete. Para esta receta he utilizado unos 40gr de pasta pesada en seco. Cuando esté cocida, retiramos del fuego, pasamos por agua fría y reservamos.
2- Introduce en el vaso de la Mc el tomate natural triturado, la zanahoria cortada en varios trozos, la cebolla y el pimiento verde, cierra la tapa y pica todo con un par de golpes de turbo.
Si se hace de forma tradicional, pica toda la verdura muy chiquitito y ponlo en una sartén o cazuela. Añade un par de cucharaditas de postre de aceite de oliva virgen extra, un chorrito (como 20ml) de vino blanco y las especias.
Al estilo tradicional, cocina el sofrito en una sartén o una olla hasta que esté listo.
3- Toca pringarse las manos!! Con las burgers de pollo, haz albóndigas del tamaño que prefieras. Una vez las tengas todas, puedes hacerlas en el micro, cocerlas, pasarlas por una sartén…
Yo las coloco dentro del cestillo de la Mc, y lo pongo dentro de la jarra. Cierro la tapa y rehogo el sofrito, durante unos 30 minutos, o hasta que esté hecho (yo siempre  hago bastante cantidad  para tener listo cuando  lo necesite). Y aprovechando el vapor del sofrito, se cocinan las albóndigas. De ahí que queden tan blanquitas y mucho más sabrosas.
4- Una vez pasado el tiempo, se sacan las albóndigas y para darles un punto doradito, se pasan por la sartén.
5- Ya sólo queda emplatar como más guste. Yo puse debajo el sofrito, encima coloqué la pasta, y encima las albóndigas. Y para adornar y darle algo más de colorcito, puse las hojitas de perejil.
Et voilà!! Listo para comer.

Comparte este artículo


Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *