Sobrevivir a las fiestas nutricional y mentalmente hablando, es posible? Las Navidades son una época que nos mantiene a ratos en nuestro Yin y a ratos en nuestro Yang. Por mucho que seas Christmas Lover a muerte puede que haya cosas que te estén afectando mucho más de lo que piensas: La opinión de los familiares, el estrés por los regalos, el sobresfuerzo económico y la ansiedad en la mesa. Aunque seas más del team Grinch, te aseguro que tampoco te libras, las navidades tienen una simbología que si no la integras correctamente con tu bienestar interior puede dejarte con las pilas por los suelos. En este blog te contamos 3 consejos que pueden ayudarte a vivir unas Navidades más saludables. 

Dime con quien comes y te diré quien eres…

Es importante saber al lado de quien te sientas en la mesa; Como ya sabes, el sistema digestivo es nuestro segundo cerebro y si compartes mesa con alguien que te hace “tragar” con ideales que no compartes o con comentarios que no te gustan, probablemente esa comida se te haga aún más pesada. Escoge sentarte con gente que te aporte y se interese por ti, y si no es posible: En el momento de la comida realiza un ejercicio de concentración plena en lo que estás comiendo. 

Escucha a tu cuerpo, sigue tu ritmo

No, no nos referimos a la pista de baile. Cuando realizamos comidas en grupo, a menudo nos vemos influenciados por el ritmo de ingerir comida que tiene la gente de nuestro alrededor, viéndonos obligados a comer con ansiedad o forzados a comer rápido porqué los platos vienen y van con urgencia. Si notas que te esta sucediendo, te recomendamos que tomes un momento para dejar de nuevo los cubiertos en la mesa, realizar un par de respiraciones (no hace falta que se note) y recuperar tu ritmo de comida habitual. También puedes aprovechar este momento para evaluar como te estas sintiendo y escoger si, de verdad, tu cuerpo tiene más hambre para continuar con las comidas. 

Prepara tus comidas de forma consciente

En todas las comidas Navideñas siempre hay exceso de todo, pero a menudo ese todo no es todo lo que tu cuerpo necesita. Si conoces los menús que vas a comer con antelación puedes asegurar los macronutrientes que tu cuerpo necesita realizando comidas pre, post o snacks que aseguren que tu cuerpo cuenta con todo lo que necesita. Además, realizar una precomida alta en proteína antes de cualquier comilona te ayudará a mejorar la saciedad y a evitar atiborrarte con productos poco saludables.

Tomar consciencia de lo que esta pasando a tu alrededor y con tu cuerpo, logrará que tomes mejores decisiones alrededor de tu alimentación para sentirte en coherencia y en conexión con el momento presente y con tus comidas. Recuerda que optar por comidas saludables para Navidad siempre será la mejor opción para alimentar tus retos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.