1. Emplea Ingredientes Naturales de Excelencia:
    • Es fundamental que la base sea un corte de carne de vacuno, cerdo o ave de alta calidad, adquirido en la carnicería.
    • Experimenta al prepararlas con pescados frescos de primera calidad, ricos en proteínas y omega-3, como el salmón salvaje de Alaska o el atún rojo.
    • Opta por huevos de gallinas de corral, quesos cortados al instante y salsas caseras para realzar el sabor y el valor nutricional.
    • Incluye vegetales y hortalizas frescos, dando preferencia a opciones orgánicas.
  2. Diversifica las Proteínas en tu Plato:
    • Explora más allá de la hamburguesa clásica de carne roja, como la Florida, e intégrales de pollo, salmón e incluso versiones vegetarianas con hummus.
    • Sustituir la carne como componente principal es beneficioso para variar en el plato y evitar el uso exclusivo de carnes rojas, cuyo consumo elevado se vincula a problemas cardiovasculares y cáncer.
  3. Elige con Cuidado tu Elección de Pan:
    • Por otro lado, el pan integral, con cereales, o panes de colores como el negro con tinta de calamar, el verde con té matcha o el rojo con remolacha, no solo contribuyen a que tu hamburguesa sea popular en Instagram, sino que también aportan mayor cantidad de fibra, vitaminas y minerales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.